Señales de Advertencia


Cuáles son las primeras señales de advertencia de la enfermedad de Alzheimer.

Un deterioro leve de la memoria puede ser una parte normal del proceso de envejecimiento. Pero cuando los problemas de memoria empiezan a afectar seriamente la vida diaria, podrían ser señales tempranas de la enfermedad de Alzheimer u otra demencia. Éstas son algunas de las primeras señales de advertencia.

Pérdida de la memoria que interfiere en la vida diaria

Hacer la misma pregunta varias veces o repetir la misma historia. Olvidarse de información reciente o perder la pista de fechas importantes, nombres y lugares. Depender todo el tiempo de ayuda para recordar, como notas o recordatorios en su teléfono.

Dificultad para planificar o resolver problemas

Dificultad para concentrarse en tareas detalladas relacionadas con números, como cuentas de banco, chequera o seguimientos de facturas.

Olvidarse de cómo realizar tareas diarias

Olvidarse de actividades rutinarias como cocinar, hacer reparaciones o jugar cartas.

Confusión con fechas, horas o lugar

Tener una percepción distorsionada de las fechas, horas o lugar. Sentirse desorientado o perdido en lugares que antes eran familiares.

Problemas con tiempo y espacio

Dificultad para leer, determinar distancias o diferenciar los colores.

Problemas con el habla y la escritura

Dificultad para encontrar las palabras correctas o llamar a las cosas con nombres equivocados, o mantener una conversación adecuada.

Colocar objetos en lugares inapropiados

Colocar objetos en lugares inusuales, como el reloj en la nevera. No recordar donde deja las cosas o acusar a las personas de que le han robado.

Dificultad tomando decisiones

Depender de alguien como un familiar para tomar decisiones, no poder contestar preguntas, hacer decisiones incorrectas como regalar dinero de manera indebida. No poner atención en el aseo personal.

Retraerse del trabajo o situaciones sociales

Dificultad para iniciar cualquier actividad o desenvolverse socialmente. Falta de motivación, pasarse mirando televisión todo el tiempo o dormir en exceso. Falta de participación en actividades que usualmente disfrutaba.

Cambios en el estado de ánimo y la personalidad

Molestarse con facilidad, sentirse deprimido, asustado o ansioso. Sospechar de todas las personas que le rodean.

Si tiene alguna pregunta por favor llame a nuestra Línea de Ayuda al 646-744-2900.